Represión en Cuba

Red de estafadores en La Habana

Red de estafadores en La Habana

Juan Carlos Linares Balmaceda

Bitácora Cubana, 27 de julio de 2006 – La Habana

Desde hace años, una red de estafadores se ha extendido desde el barrio
San Miguel del Padrón en la Capital. El modus operandi de estos
timadores es hacerle creer a sus víctimas que pueden facilitar visas a
los de América y cobrar por ello. Los tres cabecillas
actúan con fachadas de líderes opositores al régimen. Uno de ellos se
llama Horacio Casanova Carrera, y su nombre aparece en el libro “Los
Disidentes”, mencionado por la “opositora” devenida en agente de la
seguridad del estado o “agente” devenida en opositora –da igual– Odilia
Collazo Valdés.

Así se refiere la “susodicha agente” Odilia Collazo Valdés a los
periodistas Rosa Miriam Elizalde y Luis Báez, creadores del libro “Los
Disidentes”, publicación ampliamente difundida por el gobierno. En la
página 178 se puede leer: “Creamos un equipo, Horacio Casanova, otra
gente y yo”. Y en la Página 179 expresa: “Entré a la oficina (Sección de
Intereses de USA en La Habana) con Horacio Casanova y Nelson Pulido para
entregar una de aquellas famosas encuestas. Laurentis empezó a maltratar
a Nelson y a Horacio”

Dentro de esta red de estafadores Horacio Casanova Carrera actúa como
presidente de la organización Alianza Patriótica Cubana (APC), en la
actualidad una organización fantasma. Otra que estampa su firma en la
red de timadores lleva por nombre Cecilia Arza Collazo, hija de la
“agente” Odilia Collazo Valdés, y quien presume de presidenta de otro
grupo opositor fantasma, denominado Movimiento Jóvenes Defensores de los
Derechos Humanos (MJDDH) y a la vez hace de coordinadora en la APC. En
los documentos que entregan a sus embaucados también aparece la firma de
Miguel Méndez Hernández, como organizador del MJDDH y a la vez
coordinador de la APC.

En una entrevista concertada entre un supuesto interesado en emigrar del
país con Horacio Casanova Carrera, señor de unos sesenta y pico de años,
se pudo grabar que cobran de 4 mil a 5 mil pesos convertibles por cada
paquete familiar. Esta grabación está a disposición de los medios de
difusión informativa, al igual que los falsos documentos citados en este
artículo.

Los estafadores fingen que la falsa tramitación de visas se hace a
través del programa de refugiados políticos, un departamento dentro de
la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba.

La red cuenta con otros compinches con la misión de contactar emigrantes
ansiosos, los que después de pagar reciben una documentación que
incluye: planilla de solicitud o formulario; avales donde se argumentan
supuestos hostigamientos del gobierno a causa de los ideales políticos,
adjuntándoles multas y documentos que certifican expulsiones de sus
centros de trabajo por ser no confiables políticamente. Además, les
facilitan planillas vacías de detenciones policiales, de registros
corporales y de registros en el domicilio. Del mismo modo les dan un
agradecimiento por haber firmado el Proyecto , con la firma
falsificada de su gestor, el ingeniero Sardiñas. Agregan un
manuscrito con las instrucciones de lo que se debe argumentar cuando
llegue el día de presentarse ante el funcionario norteamericano que
evaluará la solicitud de refugio. suman a ello hasta copias falsificadas
de sentencias de tribunales donde han sido sancionados los ficticios
opositores políticos.

Dania Virgen García García fue una de las víctimas de esta red. A ella
le aseguraron que el visado sería un hecho seguro, porque todo estaba
coordinado dentro de dicha sede diplomática. En el verano de 2005 ella
pagó 5 mil pesos convertibles a cambio de que su hija fuese visada.
Adicionalmente tuvo que completar el pago con algunos efectos
electrodomésticos y electrónicos. “Mi hija es joven. Sueña con reunirse
en Miami con sus familiares que tiene allí. Por eso fue que acepté las
condiciones de ellos (la Red), y porque tengo mucho miedo que algún día
se enrole con otros amigos en una travesía por mar”, precisa la
doliente. “Horacio me entregó un formulario para depositarlo en el buzón
en el anexo de Refugiado y me dijo que debería esperar al máximo dos
años, y que ellos se encargaban de hablar con los funcionarios internos,
según él, norteamericanos”

Horacio Casanova Carrera entregó a esta mujer una falsa copia de
sentencia del Tribunal Provincial de Ciudad de la Habana donde ella
aparece sancionada a 1 años y 8 meses de Trabajo Correccional sin
Internamiento, barriendo calles.

En la Copia de Sentencia del Tribunal Provincial, entregado a la
mencionada estafada, aparecen los siguientes nombres. Armando Miranda
Torres, presidente de la Sala de lo Penal. Luis Sánchez Ortega, Daniel
Leyva Nápoles, Lázaro Medina Fernández y Jorge Lara López como jueces de
la Sala. Abogado de la “acusada” Licenciado Armando Miranda Torres.
Resuelto en la causa No. 409, del diez de septiembre de dos mil tres,
por el delito de Desacato.

En otro de los documentos que suministran, se confirma amenaza con la
aplicación de la Ley 88, denominada en el argot popular como Ley
Mordaza; un Aval Político dirigido a la Sección de Intereses,
específicamente al Departamento de Refugiados, donde se especifican una
serie de inventadas tareas cumplidas por el hipotético activista en
estas organizaciones, como son: captación de otros activistas;
recopilaciones de denuncias de violaciones de los derechos humanos;
traslados de documentos confidenciales; verificaciones de denuncias y
violaciones; ayuda a familiares de presos políticos; distribución de
declaraciones de derechos humanos; prestación del domicilio para
reuniones y actividades políticas; aportes de materiales de oficinas;
recolección de firmas para el Proyecto Varela… Y otras diversas
“recomendaciones”.

Con los documentos de acoso y de hostigamiento personal vienen incluidas
varias planillas vacías para citaciones policiales con cuño del
Ministerio del Interior (Departamento de Seguridad del Estado) y firmas
de aparentes policías. Las mismas tienen espacios rallados para
describir las generales: nombre y apellido, dirección particular, lugar
para presentarse a interrogatorio, motivo de la detención y una nota de
amenaza de no acudirse a la citación.

Además incorporan en la oferta planilla de ocupación y decomiso de
bienes, con los respectivos motivos del registro y el valor de lo
decomisado y debidamente acuñados y firmados.

El domicilio de Cecilia Arza Collazo es en calle A No. 21, apartamento
interior, entre 1ra y 2da, Reparto la California, mientras que Horacio
Casanova Carrera está alquilado en esa misma calle en el No. 18,
apartamento interior. La “agente Tania”, Odilia Collazo Valdés, residía
en esta zona. Luego de ser develada su verdadera identidad, le asignaron
como premio una moderna casa en otro barrio residencial de la Capital.

http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=2571

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
July 2006
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives