Represión en Cuba

Secuestro y tortura con impunidad.

Secuestro y tortura con impunidad.

Por Dr. Darsi Ferrer

21 de septiembre de 2007

La Habana, Cuba — La práctica sistemática de acciones terroristas
caracteriza el actuar represivo y arbitrario de la Seguridad del Estado,
en su afán de imponer la obediencia a la población cubana.

Los disidentes constituyen las principales víctimas de esa política de
Estado, aunque también está dirigida contra los inconformes y demás
personas que no muestren total sumisión a la tiranía.

Tal es el caso del joven Yuri Martínez Sánchez, de 34 años y enfermo de
, quien sufrió sanción en tres ocasiones por el supuesto delito de
¨peligrosidad social¨, o sea, condenado a prisión por ser proclive a
delinquir.

Según cuenta, el día de su cumpleaños, el pasado 21 de agosto, mientras
caminaba por la Habana Vieja, alrededor de las 2:00 de la madrugada, un
auto Lada de color gris apareció de pronto, se bajaron cuatro personas,
lo metieron a la fuerza en el carro y se lo llevaron.

Los secuestradores le vendaron los ojos y le amarraron las manos con una
cuerda. Al poco tiempo el automóvil se detuvo, lo bajaron y dejaron
encerrado en un cuarto durante unas 10 horas.

Finalmente, los secuestradores entraron a la habitación y en lo que dos
lo inmovilizaron un tercero le pegó varias veces un objeto metálico
caliente en la frente, con la intención de borrarle su tatuaje. Un año
antes, se había tatuado -¨USA¨- en protesta por su situación carcelaria.

Después lo sacaron de la casa, lo montaron en el auto y tras un
recorrido de unos 40 minutos lo dejaron tirado por la autopista, lejos
de la ciudad. Antes de marcharse, uno lo desató, le prohibió quitarse la
venda y lo amenazó con matarlo la próxima vez, de seguir manifestándose
en contra del Gobierno.

En Cárdenas, municipio de Matanzas, la policía se encarga de arrestar a
Pedro Jesús Calderín Mirabal, alias Caldero, cada vez que hay alguna
actividad política en el territorio. Caldero tiene el agravante de vivir
cerca de Elián González, el balserito repatriado de los EEUU, cuya
familia es muy visitada por personajes del Gobierno.

El Sr. Caldero es alcohólico y sufrió prisión en el año 1993 por el
¨delito¨ de ¨desacato a la figura del Comandante¨, cuando en estado de
embriaguez gritó en un bar ofensas sobre . En el año 95
cumplió sanción domiciliar por hacer lo mismo en algunas de sus borracheras.

En uno de los tantos arrestos los policías lo llevaron para el ,
donde presionaron al cirujano de guardia para que le quitara el tatuaje
que tiene en el pecho. Caso inusual, el doctor se negó y exigió el
consentimiento del detenido para someterlo a cirugía.

En otra ocasión no fue tan afortunado, varios militares lo secuestraron
en plena vía pública y en la Unidad de la Policía de Cárdenas le
quemaron las letras tatuadas en su pecho – ¨ABAJO FIDEL¨ – con una
fórmula casera, a base de sal y zumo de limón.

Estas dos víctimas de secuestro y tortura, Yuri Martínez y Pedro Jesús
Calderín, muestran en las cicatrices de su piel hasta dónde llega la
perversión e impunidad de quienes se encargan de velar por los intereses
de la ¨Revolución¨.

¿Qué diferencia podrá establecerse entre los que son capaces de realizar
ese tipo de crueldades y aquellos que asesinan inocentes a sangre fría?

Dr. Darsi Ferrer, dir. Centro de y derechos Humanos ¨Juan Bruno
Zayas¨.
La Habana, 20 de septiembre de 2007.

Nota: Adjunto fotos de Yuri Martínez Sánchez y de Pedro Jesús Calderín
Mirabal, alias Caldero.

http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=5479

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
September 2007
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives