Represión en Cuba

Una verdadera pesadilla: De cómo el régimen cubano castiga a familiares de opositores

Una verdadera pesadilla: De cómo el régimen cubano castiga a familiares
de opositores
Owaldo Paya

Josvany Melchor Rodríguez , de 28 años de edad, fue juzgado en Santiago
de Cuba el 30 de Noviembre con una acusación en la que la Fiscal
Provincial Mcs Olga V. Despaigne Correoso pidió sentencia de doce años
de prisión.

Fue condenado a doce años de prisión por el Tribunal de Delitos contra
la Seguridad del Estado de Santiago de Cuba, el 30 de Noviembre de 2010.

Así se cumple la amenaza que oficiales de la Seguridad del Estado
hicieron a su madre Rosa María Rodríguez Gil, miembro del Movimiento
Cristiano Liberación residente en San Agustín, la Lisa, Ciudad de la
Habana. En Marzo del año 2010, Rosa María fue acosada en varias
ocasiones debido a su trabajo en el Proyecto y el Movimiento
Cristiano Liberación. En aquel momento, los oficiales de la Seguridad
del Estado, le pronosticaron que su hijo Josvany, podía ser encarcelado
debido a la pertenencia de ella al Movimiento Cristiano Liberación.
Josvany no tuvo nunca ni tiene vínculo alguno con el Movimiento
Cristiano Liberación, ni con el Proyecto Varela, ni con actividades en
la Disidencia.

El joven Josvany pasó gran parte de su enseñanza en escuelas especiales
debido limitaciones mentales, aunque pudo estudiar en una de
oficios acorde a sus capacidades. Josvany trató en numerosas ocasiones
de viajar por vía marítima a los de América, hasta que lo
logró en una embarcación improvisada. A los pocos días de llegar a
Miami, llamó por teléfono a su madre pidiéndole que le ayudara a
regresar a su casa en Cuba. Su madre Rosa María Rodríguez consultó esta
posibilidad con oficiales en Inmigración de Cuba y le respondieron que
“no dependía de ellos”. Josvany trató de regresar a Cuba en una
embarcación muy ligera, pero fue capturado por la Guardia Costera de los
Estado Unidos de América y llevado de regreso a ese país, donde le
explicaron que debía permanecer un año allí para recibir la
documentación legal y poder viajar donde quisiera. Josvany no resistió
esta situación, trabajó, ahorró y pidió dinero a su familia en Miami.
Entonces salió para México donde pagó a traficantes de pasajeros que le
transportaron, junto a otras personas que el no conocía y les dejaron en
una en una de la Provincia de Ciego de Avila, al norte de Cuba.
Ya antes de que hiciera esta travesía Josvany había anunciado a su madre
que trataría de regresar a Cuba por esas vías. Su madre muy preocupada,
conociendo los problemas mentales de su hijo y tratando de proteger su
vida, informó a la Seguridad del Estado que su hijo pretendía regresar
por vía marítima, antes de que este regresara a Cuba. Fue atendida en
Villa Marista, sede de la Seguridad del Estado por este asunto que ella
trató con toda transparencia. Cuando su hijo arribó a Cuba pudo llegar a
su casa en San Agustín, pagando diferentes transportes. En el momento
que llegó a su casa su madre y él decidieron llamar a la policía y así
lo hicieron inmediatamente para ser presentado ante las autoridades.
Entonces la Seguridad del Estado llegó a su casa con gran despliegue de
fuerzas y lo detuvo. Después lo mantuvieron más de cinco meses en las
celdas de Villa Maristas, en condiciones inhumanas y tres meses más en
su cuartel de Ciego de Avila. El Tribunal Provincial de Ciego de Avila
decidió sobreseer la causa de Josvany Melchor y dejarlo en .

A mediados del mes de Marzo de 2010, una prima de Josvany que vive en
Miami le avisa a su tía Rosa María Rodríguez, que vendrá a Cuba
visitarles y le envía por la Wester Union dinero para que renten un auto
y lo tengan disponible durante su visita. El esposo de Rosa María, Señor
Alejandro Febles González, quien conduciría el auto, le anticipó que
quería viajar en ese auto que rentaría, a la Basílica de la Caridad del
Cobre en Santiago de Cuba, para cumplir una promesa, junto con Josvany y
además visitar unas amistades en Guantánamo. Todo esto se coordinó a
través del teléfono que usaba Rosa María, probablemente intervenido por
la Seguridad del Estado, debido a la amistad de Rosa María con Oswaldo
Payá y a su pertenencia al Movimiento Cristiano Liberación. El Señor
Febles rentó el auto y viajó, conduciendo el mismo todo el tiempo, a
Santiago de Cuba con Josvany Melchor y un amigo vecino del barrio.
Fueron a la Basílica del Cobre y después entraron en esa ciudad. Cuando
trataban de salir de Santiago de Cuba hacia Guantánamo, detienen el
auto para orientarse, en un cruce de caminos, en ese momento un hombre
junto a una mujer les piden que les lleven unos kilómetros más adelante
y se ofrecen para orientarles en su ruta. Febles les permite subir

al auto y subieron, pero un tiempo después la policía detiene el auto,
les pide documentación a todos y detiene a Febles, a Josvany y a su
vecino, dejando libres en el acto al hombre y la mujer a los que Febles
les había permitido subir al auto, unos kilómetros atrás.

La Seguridad del Estado mantuvo detenido a Febles de 59años y con
problemas cardiacos, con severo acoso e interrogatorios y después lo
liberó sin cargos. También liberó sin cargos a su vecino. Durante
semanas Josvany estuvo detenido en el cuartel de la Seguridad del Estado
en Santiago de Cuba conocido por Versalles, sometido a fuertes
presiones y tortura psicológica. Fue confinado durante ocho meses junto
con prisioneros ya juzgados y condenados, en la Prisión de Aguadores de
esa Provincia de Santiago de Cuba.

La Seguridad del Estado trató de inculpar forzosamente a Josvany en
delitos cometidos en por una presunta red que se dedica a contactar
peloteros destacados (jugadores de baseball) para sacarlos
clandestinamente de Cuba. Jorge Luis Sánchez Carcacés detenido y acusado
confeso del supuesto delito, es quien acusa a Josvany y “lo identifica”
aunque después en el juicio, este acusado afirmó que nunca había
conocido a Josvany hasta que lo vio en la prisión. La Fiscal acusa a
Josvany Melchor de querer trasladar a los Estados Unidos a un pelotero
llamado Kenen Baillo Reina. Según la Fiscal, este pelotero es el hombre
que junto a su esposa abordó el auto conducido por Febles, en Santiago
de Cuba el día 21de marzo de 2010, tiempo antes de que la policía
detuviera a sus tripulantes, pero no a Kenen Baillo ni a su esposa
Zahily Veloz, a los que liberó inmediatamente. Es significativo que
aunque que la detención preparada y supuestamente todos, inclusive
Kenen, vigilados por la Seguridad del Estado, la policía dejó ir libres
inmediatamente a este supuesto pelotero y a su esposa. ¿Por qué?

Pero además la Fiscal en su petición dice literalmente ” que fueron
detenidos los tripulantes del vehiculo(Febles, Josvany y el vecino) a
excepción de Kenen Baillo y su esposa, conociéndose posteriormente que
el mismo logró abandonar el país de forma ”..(fin dela cita de las
Conclusiones del la fiscal en la causa Nro 390 del 2010, cuyo texto
puede encontrar en la pagina www.oswaldopaya.org)

Ahora resulta que el sujeto imprescindible para consumarse ese delito y
también para demostrarlo “logró abandonar el país”.

EL JUICIO:

_ Sólo le permitieron estar presente a Rosa María Rodríguez Gil madre
del acusado, junto a decenas de desconocidos que copaban la sala del
tribunal.

_ La esposa de Kenen Baille, Zahily Veloz Roble estaba señalada por la
Fiscal Olga V Despaine para servir de testigo en el juicio que se
celebró el 30 de Noviembre de 2010, pero tampoco esta supuesta testigo
de la fiscal, asistió al juicio, ni fue citada como testigo, ni
mencionada. Es decir que los dos sujetos a los que supuestamente Josvany
Melchor ayudaría a salir del país no aparecieron en el juicio: uno salió
del país, no se sabe como ni hacia donde y su esposa tampoco es citada
al juicio como testigo ni mencionada.

Nos preguntamos si verdaderamente los dos sujetos que subieron al auto
conducido por Febles, eran en realidad ese pelotero y su esposa de
quienes afirma la Fiscal Olga Despaine y el Instructor de la Seguridad
del Estado Mayor Julio Despaine Or tiz, serían sacados del país por
Josvany Melchor. ¿Dónde están estos sujetos claves pues eran “la prueba
del delito”?

_ Al juicio acude como testigo un policía que fue el que supuestamente
detiene al Señor Febles, a su vecino, a Josvany y al matrimonio, pero
cuando el tribunal le pidió que identificara al acusado Melchor, el
policía señaló a otro acusado que no iba en el auto. Esto ocurrió
porque, según Febles, este policía no fue el que detuvo a los acusados.
Febles declaró en el juicio que la detención la practicó un capitán.
Quedó evidenciado en el juicio que ese policía no conocía al acusado ni
había practicado la detención. ¿ Por que lleva la fiscal como testigo a
este policía y no al capitán que practico la detención?

_ Cuando el presidente del tribunal preguntó al instructor de la
Seguridad del Estado que pruebas tenía de que Josvany Melchor pretendía
sacar de Cuba ilegalmente al pelotero Kenen ; el instructor respondió
que solamente lo sabía porque el propio pelotero Kenen se lo había
dicho. ¿ Por qué

Kenen fue liberado al ser detenido en el automóvil? ¿por que no estaba
detenido? ¿Por qué si estaba vigilado y hablaba con el instructor de la
Seguridad del Estado, ahora desaparece y al igual que su esposa, no
están presentes en el juicio?

_ El otro acusado, Carcacés, que reconoció su delito, afirmó en el
juicio que el nunca había conocido a Josvany Melchor, hasta que lo vio
en la prisión de Aguadores. ¿ como pudo conspirar con Josvany? Entonces,
o los hechos descritos por la acusación fiscal nunca ocurrieron o en
estos hechos nunca estuvo involucrado Josvany Melchor?

_ En el juicio no se presentaron ni testigos verdaderos, ni pruebas de
que Josvany estuviera involucrado en estos delitos. No hay pruebas ni
testigos del delito porque Josvany no lo cometió, porque todo es un
montaje para castigar a su madre Rosa María por negarse a cooperar con
la seguridad del estado cuando la han interrogado acerca el Movimiento
Cristiano Liberación.

Josvany nunca estuvo en contacto con ninguna persona involucrada en esta
supuesta conspiración para sacar peloteros de Cuba, ni participó en
esta. No existen ninguna prueba ni ningún testigo verdaderos, porque no
hubo hechos que lo vinculen a este supuesto delito. Sólo hay una persona
que reconoce su propia participación en estos hechos, pero que afirmó en
el juicio que no conocía a Josvany hasta que le vio en la prisión. Lo
que si es real es que la Seguridad del Estado amenazó a la madre de
Josvany Melchor, Señora Rosa María Rodríguez Gil, en varias ocasiones y
hasta el mismo día 18 de Marzo de 2010,con castigar a su hijo Josvany.
La amenaza la practicó el oficial identificado como Fernando (existe la
citación original firmada por ese tal oficial Fernando de la Seguridad
del Estado). ¿Como puede pensarse que si la Seguridad del Estado, el día
18 de Marzo está amenazando a Rosa María con encarcelar a su hijo
Josvany, este y su padrastro, el Señor Febles, irían directamente a
cometer un delito donde se sabían vigilados? Lo que ocurre es que ni
tenían intención de cometer ningún delito ni lo cometieron.

(Este oficial Fernando, fue el mismo que se presentó en casa de Rosa
María, el día 16 de Junio de 2010 para amenazarla con encarcelarla
diciéndole: “si Payá lanza una declaración que tiene preparada para
mañana te vamos a detener”. En realidad la Seguridad del Estado tenía
conocimiento, del anuncio hecho por Payá a la agencia EFE de que al
día siguiente emitiría una declaración (titulada “Transparencia para
Cuba”) con ocasión del diálogo entre el Cardenal Jaime Ortega y el
General Raúl. Castro. Declaración que la Seguridad del Estado trató de
impedir con esta amenaza y patraña, ejecutada por su oficial, el tal
Fernando, contra Rosa María la madre de Josvany. ( Payá lo anunció a la
agencia EFE, usando su teléfono, que está intervenido por la Seguridad
del Estado).

Todos los abogados, funcionarios, jueces, policías y militares cubanos,
que tengan decencia y todos los cubanos que logren conocer esta
injusticia se deben sentir ofendidos por esta conspiración y este
ultraje con ropaje judicial, debido a lo burdo y cínico del falso
proceso. Esta conspiración abusiva y vergonzosa es verdaderamente el
secuestro de un ciudadano indefenso realizado por el propio estado de no
derecho que somete al pueblo cubano.

Llamamos y llamaremos a la solidaridad de todos en Cuba y en el mundo
hasta que Josvany, un joven enfermo, pero además totalmente inocente,
sea liberado incondicionalmente.

Oswaldo José Payá Sardiñas

Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación

Tag: Represión

http://www.gacetadecuba.com/2011/04/01/una-verdadera-pesadilla-de-como-el-regimen-cubano-castiga-a-familiares-de-opositores/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
April 2011
M T W T F S S
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives