Represión en Cuba

Cuando ‘Juventud Rebelde’ responde a los lectores

Cuando ‘Juventud Rebelde’ responde a los lectores
JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ | La Habana | 8 Ago 2014 – 8:46 am.

Una sección del diario oficialista que contesta a las quejas de la
población constituye una pequeña válvula de libertad. Pero deja sin
mencionar las causas de tales quejas.

Durante años la sección “Acuse de recibo”, con salida diaria en el
periódico Juventud Rebelde y a cargo del periodista José Alejandro
Rodríguez, ha funcionado como una pequeña válvula de libertad para
develar las disfuncionalidades que corroen a las instituciones estatales
en Cuba.

No pocas urgencias ciudadanas han encontrado respuesta y solución a
través de la gestión, casi personal, que este espacio periodístico
realiza en medio de una infraestructura que semeja más los laberintos de
un cuento surrealista que a esa pretensión de país que proclama estar
henchido de conquistas y justicia social. De hecho, muchos otros
ciudadanos consideran que esa sección periodística “tiene mucho más
seriedad y prontitud que ‘Cartas a la Dirección’,del periódico
Granma,que suele ser muy panfletario”.

Cierto es que “Acuse de recibo”, a criterio de otro ciudadano,”lubrica
de algún modo un par de cuestiones que afectan especialmente a ancianos,
a enfermos, a discapacitados; es decir, a personas que no cuentan con
recursos o movilidad para desandar el tropel del sistema burocrático del
Estado”.

Sin embargo, otro sector de la ciudadanía considera que dicho espacio
“funciona como un mecanismo que hábilmente intenta convertir los grandes
fracasos socioeconómicos y culturales, resultado de las malas políticas
del Gobierno, en hechos aislados. Nunca se ha leído allí, por ejemplo,
ninguna queja contra los atropellos físicos y morales de la PNR o de la
Seguridad del Estado, a pesar de que más del 45% de las quejas
ciudadanas dirigidas al Consejo de Estado, a través de su departamento
de Atención a la Ciudadanía, van dirigidas al Ministerio del Interior
(MININT) en general”.

¿Y las verdaderas causas de los problemas?

Un breve paneo a las noticias e imágenes que trasmiten, tanto la
televisión como la prensa oficial cubana revela la insalvable
incoherencia que existe entre lo que promueven los grandes medios de
difusión e información —acerca de los “recursos, inversiones y
desarrollos que garantiza la Revolución para la salud pública” y “para
la recreación y esparcimiento sano de la familia cubana”— y lo que
realmente sucede en la cotidianeidad y que el Gobierno, gracias a
secciones como “Acuse de recibo”, se empeña en vender como hechos
aislados o, cuando más, como responsabilidad única, y casi personal, de
los directivos de las estructuras emplazadas.

Por tomar un ejemplo, la edición de esa sección del pasado viernes 1 de
agosto, publicada bajo el título “Sin condiciones para curar quemados”,
relata las vicisitudes del ciudadano José Soler Saker ante la
inexistencia de condiciones para curar quemaduras y, las de la familia
de Mayra Sentí Pérez, francamente estafada por la Base de Campismo
Popular La Laguna.

Lo sucedido al primero, y a otros cincuenta pacientes, en el policlínico
19 de abril, es parte de la metástasis que atraviesa al sistema de salud
pública y sus servicios, que ni siquiera pueden ocultar las pancartas
que adornan policlínicos y hospitales anunciando que “La salud es
gratuita… pero cuesta” y, de paso, recordando a cada ciudadano su
“eterna deuda con la Revolución”.

Ausencias como las descritas en “Acuse de recibo” —de camillas, de
higiene, de climatización, de personal paramédico— se encadenan a las de
guantes quirúrgicos en las consultas de estomatología; de bombonas de
oxígeno en las consultas para asmáticos; de jeringas desechables en las
salas de curaciones y de enfermería; de reactivos para los análisis de
sangre; de personal médico cubano en los cuerpos de guardia; de
instrumentales médicos en general.

Por su parte, el campismo popular La Laguna, que significó una odisea
para Mayra Sentí incluyendo una estafa de su dinero, es la fotografía de
“la recreación y esparcimiento sano” que el Gobierno garantiza a los
trabajadores y a sus familias. Cuando la única recreación sana y de
calidad es aquella que solo puedes encontrar en un spot de televisión, o
en los sitios donde los servicios se ofertan en moneda libremente
convertible.

Tal vez “Acuse de recibo” funciona para denunciar algún que otro bache o
salidero de aguas potables, algún que otro “peloteo” en los procesos de
tramitación legal ciudadana; alguna que otra mala atención en los
servicios de salud. Sin embargo, está muy lejos de poner sobre la mesa y
cuestionar a los verdaderos responsables de que estas cosas ocurran. La
sección de atención al pueblo del diario Juventud Rebelde no apunta
nunca a las verdaderas causas de los problemas y vicisitudes de la
gente. Deja abierta, por tanto, la puerta a que los mismos problemas
continúen.

Source: Cuando ‘Juventud Rebelde’ responde a los lectores | Diario de
Cuba – http://www.diariodecuba.com/cuba/1407441884_9860.html

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
August 2014
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives