Represión en Cuba

El Artículo 119 abre una puerta sensible – la de transmitir los recursos del país a futuros propietarios

El Artículo 119 abre una puerta sensible: la de transmitir los recursos
del país a futuros propietarios
JORGE CALAFORRA | Miami | 7 Jun 2016 – 9:14 am.

Entre el 16 y 19 de abril del 2016 se celebró el VII Congreso del
Partido Comunista (PCC). 995 delegados anónimos (no se han publicado sus
nombres ni sus cargos) trabajaron en cuatro comisiones.

La primera comisión trabajó para definir qué es “nuestro” socialismo.

La segunda comisión se encargó de la visión del país para el 2030, sin
encontrar respuesta a la pregunta más importante que se hacen los
cubanos: ¿cuándo terminará el “Periodo Especial”?

La tercera comisión analizó el estado de los Lineamientos, pero no se he
publicado la lista de un supuesto 21% que se ha implementado ya, ni se
ha publicado la nueva versión de los Lineamientos acordados en el congreso.

La cuarta comisión tuvo la misión de elaborar un plan para impedir el
desmantelamiento del PCC.

Después del congreso, el Gobierno redujo el precio de algunos alimentos.
De esta forma, dos salarios promedio en una familia de cuatro personas
alcanzan para el 25% de las necesidades básicas de una familia de cuatro
personas, lo que significa un aumento del 5% con respecto a 2014.
También le puso más obstáculos a los cuentapropistas, y rechazó la
oferta de venta directa de café y otros productos a EEUU.

Ya con el pueblo entretenido en averiguar los nuevos precios, el PCC
publicó su visión sobre la estrategia de desarrollo para el 2030. A mi
juicio, el cambio más importante es el reconocimiento del derecho a la
propiedad para los diferentes entes sociales. Desde los años 60 y hasta
el presente, la constitución y las leyes prohíben la propiedad privada
en la economía nacional. Esto va a cambiar.

El artículo 119 de la “Conceptualización del Modelo Económico y Social
Cubano de Desarrollo Socialista” es fundamental para entender el futuro
de Cuba. Este artículo sienta las bases legales para transmitir los
recursos del país a sus futuros propietarios. Es cierto que el documento
prohíbe la privatización, pero la “Conceptualización…” no crea
mecanismos para controlar la trasparencia de las decisiones del Estado,
y no veo nada pueda impedir las trasferencia de bienes a las elites del
PCC y la Seguridad del Estado, como ocurrió en los países de la Europa
del Este y Rusia.

Según este artículo, la propiedad estará dividida de la siguiente forma:
– La propiedad estatal socialista y la de las cooperativas, sin
mecanismos de control público sobre sus cuentas y funcionamiento.
– La propiedad mixta: en manos ya de los grupos empresariales del
Ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR), o de futuras empresas
formadas con empresarios de países que recién han condonado una inmensa
deuda a Cuba. Determinados funcionarios les entregarán contratos sin
licitación, y probablemente con exclusividad o limitada competencia.
– La propiedad privada: permitida solo si cumple con un objetivo social
pobremente definido. Está sujeta a la temporalidad y condiciones que
exige la ley. No se permite la concentración de la propiedad, sin
definir qué significa exactamente esto.
– La propiedad de las organizaciones de masas: el PCC, la Unión de
Jóvenes Comunistas (UJC) y otras organizaciones del Gobierno (no hay
otras) poseen a su disposición propiedades en los mejores puntos de
todas las ciudades del país, así como medios de transporte, comunicación
y prensa; la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) posee propiedades en
todos los centros de trabajo; a partir de ahora existirá la base legal
para que estas organizaciones sean propietarios de estos recursos.

Es importante señalar que según la “Conceptualización…”, el Estado
regula la constitución, disolución, liquidación y reestructuración de
las personas jurídicas de todas las formas de propiedad, define sus
ámbitos de actuación y actividades principales. O sea, determinada
propiedad será privada mientras que el Estado quiera. La ausencia de
mecanismos que permitan al individuo o compañía reclamar ante un juez
independiente su derecho del abuso del Estado, hará que pocos inviertan
con perspectivas de desarrollo a largo plazo.

Todo esto refuerza la tendencia del futuro de Cuba hacia el escenario
número uno, según un ejercicio presentado anteriormente en este mismo
diario.

El Congreso del PCC y su visión para el futuro de Cuba, plasmados en sus
más recientes documentos, dejan claro que estas decisiones del PCC se
convertirán en catalizadores de las tendencias demográficas actuales,
que prevén una pérdida importante de población y una aceleración del
grado de envejecimiento.

Si no hacemos algo que los jóvenes consideren más que suficiente como
para regresar a y procrear en Cuba de forma que esto revierta las
tendencias demográficas (y habrá que hacer un estudio para saber qué
pueda ser), entonces estaremos comenzando el proceso de extinción de la
nación cubana.

Más detalles sobre las tendencias demográficas pueden consultarse aquí.
Respiraré aliviado si me demuestran que estoy equivocado.

Source: El Artículo 119 abre una puerta sensible: la de transmitir los
recursos del país a futuros propietarios | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1464878379_22809.html

No tags for this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
June 2016
M T W T F S S
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives